Martes, Mayo 23, 2017

Mantén tu drone en perfecto estado y alarga su vida útil gracias a estos sencillos consejos

drone-volando.jpg

El mundo de los drones poco a poco se va extendiendo y para muchos usuarios esto se ha convertido, bien en un hobby, bien en una herramienta de trabajo. Estos dispositivos han sido uno de los grandes triunfadores estas últimas navidades, por lo que os vamos a dar una serie de consejos para cuidar de manera correcta vuestro nuevo gadget.

Los hay de muchos tipos y, como no podía ser de otro modo, dentro de una extensa gama de precios. Hoy en día podemos adquirir drones que van desde los 40 o 50 euros hasta aquellos en los que tendremos que invertir varios miles. Es evidente, tal y como ya hemos comentado en otras ocasiones, que lo recomendable para todos aquellos usuarios noveles en el uso de este tipo de dispositivos, comencéis con modelos básicos para aprender a utilizarlo y volarlo correctamente.

Una vez hayamos aprendido los conceptos básicos de su manejo, ya podremos plantearnos la compra de un modelo más avanzado, potente, con cámara y todo ello con el consiguiente desembolso económico. Cuando gastamos una cantidad de dinero importante en un gadget como este, lo lógico es intentar que dure lo máximo posible, por lo que a continuación os vamos a dar una serie de prácticos consejos que os ayudarán a alargar la vida útil de vuestro drone.

Para empezar os diremos que siempre es recomendab1e, nada más comprar nuestro nuevo gadget, gastar la primera batería que viene instalada forzando un poco los motores, todo ello sin llegar a despegar del suelo, con esto lograremos que los motores tengan una mayor tiempo de vida. Continuando con las baterías, que son precisamente uno de los elementos clave de los drones, es preferible que las carguemos el tiempo justo, es decir, no es recomendable dejarlas conectadas a la red eléctrica una vez estén al 100%, especialmente si tratamos con productos de gama baja del mercado chino.

Por otro lado y continuando con el apartado energético, una vez volvamos a casa después de «volar» un rato, deberíamos cargar las baterías aunque sea por la mitad, de este modo lograremos que estas duren mucho más tiempo y no se deterioren en el caso de que no volvamos a usarlas en una temporada.

Cuando estemos utilizando nuestro drone en un espacio abierto y con anterioridad le hayamos instalado una cámara deportiva que emite la señal hasta el receptor vía WiFi, hay que tener ciertos cuidados. Esto se debe fundamentalmente a que esta señal en ocasiones puede interferir en el control del aparato, lo que nos llevaría al desastre llegando a estrellarlo. Otro apartado que hay que tener en consideración para evitar accidentes o pérdidas y que a veces pasamos por alto, es el que hace referencia a las pilas del mando. En el caso de que veamos que el drone empieza a tener pequeños microcortes en la señal, lo mejor es aterrizarlo y revisar las pilas de dicho mando, ya que si nos quedamos sin energía en pleno vuelo podríamos perder el dispositivo para siempre.

Otra de las recomendaciones y que se deberían llevar a cabo siempre antes de lanzar nuestro gadget a los cielos, es comprobar que todo funciona correctamente volándolo a poca altura. Decimos esto debido a que se han dado casos es los que, por ejemplo, uno de los motores estaba dañado y al darle velocidad se perdió el control del mismo y terminaron perdiendo el aparato.

Hay que tener en cuenta, tema muy importante, seguir los siguientes pasos correctamente una vez hayamos acabado de volar con nuestro drone. Antes de guardarlo, lo más recomendable es desconectar primero el drone con el botón correspondiente, si lo tiene, antes de retirar la batería y, una vez hecho esto, desconectamos el mando. Algo tan sencillo nos evitará posibles sustos en el caso de que el dispositivo coja una interferencia y los motores se pongan en marcha de pronto mientras lo tenemos en las manos.

A la hora de evitar inesperados accidentes, también es importante revisar las hélices del dispositivo antes de echarlo a volar, ya que a veces estas se curvan un poco, haciendo que no lo podamos controlar correctamente, lo que nos puede llevar a estrellarlo a los pocos segundo de vuelo. Antes de terminar os diremos algo evidente pero que muchos posiblemente paséis por alto, y es que después de utilizarlo, antes de guardarlo debemos limpiar el drone en profundidad retirando toda la arenilla que se pueda encontrar entre los engranajes, trozos de cesped, etc. De este modo lograremos que la vida útil de nuestro «juguete» sea mayor.

 

Fuente: MundoDron | adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 53 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11612338
Hoy Hoy 504
Ayer Ayer 723
Esta semana Esta semana 1227
Este mes Este mes 12387
Total de Visitas Total de Visitas 11612338

Día con más
visitantes

11-20-2016 : 985

Gracias por su visita