Martes, Mayo 23, 2017

Interferencias y velocidad, algunos trucos para tu WiFi

Aunque tengas contratados ‘tropecientos’ megas como velocidad máxima de descarga, siempre vas a perder velocidad con el WiFi. Es inevitable, pero sin embargo sí se puede reducir el impacto negativo que el uso de la tecnología inalámbrica tiene sobre el rendimiento de nuestra conexión a Internet. Reducir las interferencias es la clave para esto, y no sólo tenemos que mirar dónde y cómo está colocado el router, sino también el en entorno en cuanto al espectro radioeléctrico.

Cuando queremos evitar las interferencias dentro de nuestra red WiFi, lo primero de todo es revisar dónde y cómo está instalado el router, como ya adelantábamos. Esto quiere decir, en primer lugar, colocar correctamente las antenas, y por otro lado revisar su entorno físico para evitar que la señal se vea perjudicada por paredes y muebles entre otros obstáculos que impiden la correcta emisión y recepción de la señal. Sí, no sólo revises tu router sino también el ordenador o cualquier dispositivo conectado a él.

Canales, frecuencias y otros ajustes de un router WiFi

Lo más básico, quizá, es escoger y configurar el canal. Para ello hay que tener en cuenta la saturación en base al resto de routers WiFi de nuestro entorno, es decir, comprobar en qué canal opera el WiFi de nuestros vecinos y evitar que su señal y la nuestra se solapen. Para ello, por norma general, los canales más convenientes son el 1, el 6 y el 11. Pero teniendo correctamente configurado el canal en que opera nuestro router WiFi, hay otro punto a tener en cuenta y es el ancho de canal que estamos utilizando. Por defecto el router debería cambiar automáticamente entre 20 y 40 MHz, pero si queremos controlarlo de forma manual es suficiente con saber que 40 MHz garantizan mayor rendimiento, pero la configuración en 20 MHz va a evitar interferencias de mejor manera.

Por lo tanto, escogemos el canal y su ancho en base a la saturación, algo que podemos comprobar con diferentes aplicaciones. Y una vez que hemos hecho esto, ciñéndonos a los ajustes relativos a las posibles interferencias, sólo nos quedaría comprobar la frecuencia de funcionamiento. Actualmente el estándar WiFi más generalizado es el 802.11 n, lo que quiere decir que la mayoría de usuarios contamos ya con WiFi de doble banda. En este sentido, siempre y cuando nuestros dispositivos conectados sean compatibles con ambas frecuencias, también podemos ‘jugar’ con el uso de 2,4 ó 5 GHz. Recordando de nuevo que necesitamos que nuestros dispositivos conectados sean compatibles, siempre que podamos los 5 GHz nos van a ahorrar más problemas de interferencias, pero precisamente por ello ‘mudarse’ a esta frecuencia no es posible para todos.

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 87 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11612344
Hoy Hoy 510
Ayer Ayer 723
Esta semana Esta semana 1233
Este mes Este mes 12393
Total de Visitas Total de Visitas 11612344

Día con más
visitantes

11-20-2016 : 985

Gracias por su visita