Viernes, Abril 28, 2017

¿Qué hago si mi portátil se calienta demasiado?

calientaPortatil.jpg

El uso de ordenadores portátiles esta cada vez más extendido, puesto que ofrecen la posibilidad de llevarlos con nosotros a cualquier parte, de vacaciones, viaje de trabajo o incluso simplemente por poder estar delante del ordenador desde el sofá o la cama. Sin embargo, hay que tener precaución al hacer uso de ellos en todas estas situaciones puesto que sin darnos cuenta podemos provocar un sobrecalentamiento del equipo y que acabe dañando seriamente alguno de los componentes.

El calentamiento  de un equipo puede ser debido a muchos motivos que hay que tratar de controlar para evitar que el ordenador tenga que trabajar con una temperatura muy por encima de a la que es capaz de trabajar sin ofrecer un bajo rendimiento. Y es que el aumento de temperatura del equipo fácilmente puede provocar que el ordenador vaya lento, funcione de manera irregular o incluso nos muestre alguno de los temidos pantallazos azules y que tanto nos asustan.

Por lo tanto, si queremos prevenir los problemas que nos pueda ocasionar el calentamiento excesivo de nuestro portátil, vamos a mostrar a continuación algunos consejos prácticos que esperamos te sean de utilidad para evitar cualquier daño derivado de las altas temperaturas del equipo y que nos ayudarán a mantener el portátil con una adecuada temperatura.

Cuidado donde apoyamos el portátil

Con eso de que podemos hacer uso de nuestro equipo en cualquier sitio, es muy frecuente ver cómo usamos el portátil apoyado en nuestras piernas, sobre el colchón o la ropa de cama o superficies planas. Pero sin duda, estas prácticas son las menos recomendables ya que todas ellas pueden provocar que se tape la ventilación del equipo y se limite la circulación del aire.

De esta forma, estaremos provocando un sobrecalentamiento de nuestro portátil que puede dañar cualquier componente en poco tiempo. Por lo tanto, se recomienda no realizar estas prácticas o en su defecto, hacer uso de algún tipo de soporte que permita al equipo ventilarse si ningún problema.

Limpieza

El polvo y los pelos son dos de los mayores enemigos de nuestros equipos portátiles, ya que se adhieren fácilmente a las palas de los ventiladores y pueden provocar que no funcionen correctamente, por lo tanto, no conseguirán que el equipo se mantenga con una temperatura razonable y se calentará.

Para evitar esto, es aconsejable realizar tareas de limpieza cada cierto tiempo para evitar estas situaciones. Es muy importante que cada vez que nos dispongamos a limpiar las entradas y salidas de aire, nuestro equipo esté completamente apagado y que no se usen trapos o bayetas que puedan soltar pelo, puesto que estos se podrían enrollas en las palas de los ventiladores o taponar dichas entradas.

Mantenerlo lejos del calor

La temperatura ambiente también influye en los equipos y de ahí que sea recomendable no usar nuestro portátil en habitaciones donde hace mucho calor y no cuentan con ventilación. Evitar dejar el equipo cerca de radiadores u otras fuentes de calor como estufas o al lado de la ventana si hace sol.

Cuidado con hacer uso del portátil en verano, ya que las altas temperaturas, el sol, el polvo o la arena de la playa son grandes enemigos para nuestros equipos.

Sustituir o añadir ventiladores

Es probable que nuestro equipo se siga calentando aunque tengamos todos los cuidados posibles, pero en ocasiones son los propios ventiladores los que pueden ser causa del propio calentamiento. Como todos los componentes tienen su ciclo de vida y distintos factores pueden hacer que dejen de funcionar antes o después.

De ahí que debemos revisar si los ventiladores están funcionando correctamente o no para proceder con su sustitución o incluso pensar en la posibilidad de aumentar el número de ventiladores para que nuestro equipo trabaje a una menor temperatura.

Utilizar una base de refrigeración

También podemos echar mano de otro tipo de dispositivos que nos ayudaran a mantener a raya la temperatura de nuestro portátil. Nos referimos a los conocidos como cooling pads, que no son otra cosa que una base para nuestro equipo que suelen ir acopladas en la parte inferior del mismo y que cuenta con uno o varios ventiladores que ayudarán a refrigerar el equipo constantemente.

Estas bases se conectan al portátil a través del puerto USB y se pueden comprar casi en cualquier tienda especializada en informática. También hay otro tipo de pads que en lugar de tener ventiladores, cuentan con un sistema para absorber el calor que genera el propio equipo.

Instalar este tipo de programas

Hoy en día existen gran número de aplicaciones que podemos tener instaladas en nuestro portátil para que nos alerten del riesgo por temperatura alta en el equipo. Se encargan de medir la temperatura y voltajes de la mayoría de componentes o incluso son capaces de medir la velocidad a la que están funcionando los ventiladores internos.

SpeedFan es una de ellas, que además de todo esto, nos permite modificar la velocidad de los ventiladores en caso de que la temperatura vaya en aumento. Otra alternativa puede ser  CrystalCPUID, una aplicación que se encarga de realizar una medición bastante avanzada del funcionamiento de la memoria y el procesador donde se incluyen frecuencias, factores de multiplicación, arquitecturas o posibilidad de overcloking.

 

Fuente: adslzone

Comments are now closed for this entry

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de información e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 64 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11598599
Hoy Hoy 302
Ayer Ayer 592
Esta semana Esta semana 2459
Este mes Este mes 12695
Total de Visitas Total de Visitas 11598599

Día con más
visitantes

07-29-2016 : 1094

Gracias por su visita