Viernes, Julio 19, 2019

El grafeno sigue de moda, mejorará el KERS de vehículos pesados

sistema-kers.jpg

El grafeno es sin duda uno de los materiales más interesantes para la fabricación de dispositivos electrónicos y componentes de todo tipo, desde móviles a vehículos. Sus capacidades únicas lo convierten en un material ideal dada su resistencia, maleabilidad y conductividad lo ha puesto por delante de otros empleados tradicionalmente para funciones similares, como el cobre. Ahora, el grafeno da un paso más en el campo de la automoción al emplearse ultracondensadores fabricados con este material para usar el sistema KERS en la aceleración de todo tipo de vehículos pesados.

El mundo de la automoción vive momentos agitados con la intención de dejar de prescindir de la gasolina gracias al uso de motores híbridos o eléctricos, o al menos reducir el consumo de combustible de todas las maneras posibles. Del 26 al 28 de abril, la feria Commercial Vehicle Show de Birmingham en Reino Unido, será testigo de la última novedad al respecto, al ser presentado un nuevo sistema KERS (Sistema de Recuperación de la Energía Cinética) que se vale de ultracondensadores de grafeno para proporcional la potencia necesaria a camiones pesados sin gastar tanto gasóleo.

El nuevo sistema se basa en la tecnología empleada en la Fórmula 1 y viene de la mano de Adgero. Ya se ha bautizado como UltraBoost ST y es pionero en la utilización de estas técnicas para camiones de carga empleados en el transporte de mercancías. Los ultracondensadores de grafeno pueden fabricarse en cualquier tamaño, ya sea para ser incluidos en la circuitería de un teléfono móvil, en cuyo caso tendrá apenas unos centímetros de ancho y un grosor milimétrico, o bien ser usados para el sistema de aceleración de coches, tal y como sucede en la máxima competición automovilística.

grafeno.jpg

El grafeno optimiza la liberación de energía de ultracondensadores

Con el grafeno, los ciclos de carga y descarga de estos componentes pueden aumentar a cientos de miles de veces antes de perder capacidad. Además otro aspecto es la velocidad de carga y liberación de energía, algo vital en este sistema y que gracias al uso de ultracondensadores de grafeno puede aprovechar la energía almacenada en las frenadas para impulsar al vehículo con la potencia requerida sin tener que gastar tanto combustible.

Uno de los inconvenientes del uso de ultracondensadores es que no son capaces de almacenar tanta energía como las baterías convencionales, pero los últimos avances tecnológicos y el uso de materiales como el grafeno está consiguiendo ampliar el campo de aplicación, a la par de reducir los costes de fabricación comparados con los que existían años atrás.

 

Fuente: Gizmag | adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 162 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12449085
Hoy Hoy 145
Ayer Ayer 644
Esta semana Esta semana 2625
Este mes Este mes 16318
Total de Visitas Total de Visitas 12449085

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita