Martes, Noviembre 12, 2019

Apple cobra cuatro veces más caros los SSD y la RAM de lo que realmente valen

imac-2019-precio-ssd-ram

Apple anunció ayer la renovación de los iMac de 21,5 y 27 pulgadas para 2019, equipando nuevos procesadores de Intel de 9ª generación en el caso de los de 27 pulgadas, y pasando a tener nuevas tarjetas gráficas dedicadas de AMD. Sin embargo, los precios de las ampliaciones siguen siendo algo inexplicable, sobre todo si tenemos en cuenta cuánto cuestan actualmente los SSD y la memoria RAM.

Los iMac de 2019 siguen siendo caros, pero su precio de amplicación es inexplicable

Tras la renovación de los modelos de 27 pulgadas, ahora solo se pueden comprar modelos con pantalla Retina 5K, y tarjetas gráficas Radeon Pro 570X, 575X y 580X, siendo esta última la que va equipada en su totalidad con procesadores de novena generación (9600K y 9900K). Los precios son de 2.099, 2.299 y 2.599 euros, respectivamente, sin tener en cuenta el precio que pueden llegar a costar añadiendo componentes.

En el caso de los de 21,5 pulgadas, encontramos tarjeta integrada Intel y pantalla no Retina en el más barato, y Radeon Pro 555X y Radeon Pro 560X en los dos más caros, costando respectivamente 1305,59, 1.499 y 1.699 euros. Imaginad el PC por piezas que podéis hacer por ese dinero.

Sin embargo, no solo llaman la atención los precios base que Apple cobra, sino lo que la compañía pide por añadir más memoria RAM o unidades SSD. De serie, Apple incorpora un disco Fusion Drive, que hasta 2015 contaba con un SSD de 128 GB, pero que posteriormente redujeron a solo 24 GB de SSD en el modelo de 1 TB, mientras que en el de 2 y 3 TB tenemos 128 GB de memoria flash. Si bien ese sistema está bien como precio base, en el caso de querer más capacidad, Apple nos la cobra a precio de oro.

Pongamos por ejemplo el modelo “mediano” de 27 pulgadas, que lleva de serie un i5 de octava generación, y que permite equipar uno de novena (el 9900K) por 600 euros más (cobrándolo básicamente a 800 euros, cuando el chip vale 539 en Amazon). En este modelo, nos encontramos 8 GB de RAM de serie y 1 TB de almacenamiento Fusion Drive.

Amazon pide hasta casi cuatro veces más dinero por la memoria RAM de lo que realmente vale

Empezando por la memoria RAM, vemos que elegir 16 GB de memoria en el ordenador aumenta el precio unos alucinantes 240 euros. Esta memoria es DDR4 a 2.666 MHz SO-DIMM, que son las que utilizan los ordenadores portátiles. Si bien estas memorias son algo más caras que las DIMM normales que encontramos para un PC de sobremesa, su precio es realmente desorbitado en el caso de los iMac.

imac-5k-ram-precio

Como vemos en Amazon, 16 GB de RAM SODIMM valen 112,8 euros en el caso de Crucial, o si queremos un solo módulo para añadir más en el futuro, por 81,5 euros. Con ello, vemos que Apple cobra entre dos y tres veces más por 16 GB de RAM.

La cosa, por desgracia, no queda ahí. Si queremos poner 32 GB de memoria RAM, Apple cobra 720 euros más. Como habréis visto, dos módulos de Goodram de 16 GB cuestan 163 euros, mientras que unos HyperX de Kingston de 32 GB valen 203,36 euros; casi 4 veces menos.

memoria-ram-16-GB-kingston

Si nos vamos a 64 GB, Apple directamente se cachondea de los usuarios que paguen esa cantidad, ya que cobra 1.200 euros más, donde si ponemos los mismos Kingston del anterior párrafo, estamos ahorrando 800 euros. Si eligiéramos hacer un PC por piezas normal y corriente con 64 GB usando módulos DIMM, 64 GB podrían costarnos solo 372 euros.

Con los SSD la situación es casi peor

En el mismo modelo nos encontramos unas proporciones parecidas en cuanto al precio. Añadir un SSD de 512 GB supone 360 euros extra. Esto puede suponer mucho, pero también hay que tener en cuenta que los SSD que Apple usa en los iMac son NVMe, con 2.800 MB/s de lectura y 2.000 MB/s de lectura. A pesar de ello, encontramos SSD de esa capacidad y velocidad por un precio muy inferior. A diferencia de la memoria RAM, cambiar el SSD es mucho más complicado, ya que implica desarmar prácticamente todo el iMac hasta poder llegar a él.

imac-5k-ssd-precio

Por ejemplo, tenemos un Crucial P1 ST500 de 500 GB por 82,64 euros, con 2.000 MB/s de lectura y 1.700 MB/s de escritura, lo que supone un precio más de 4 veces inferior. Incluso si nos vamos al 970 EVO Plus de Samsung tenemos un precio 3 veces inferior, a pesar de tener un rendimiento superior (3.500 MB/s de lectura y 3.300 MB/s de escritura)

La diferencia con un SSD de 1 TB es aún mayor, cobrando hasta 840 euros más por añadir un SSD de esa capacidad. Una búsqueda rápida en Amazon nos permite encontrar el Crucial P1 CT1000 por 163,99 euros (5 veces menos), o el Samsung 970 EVO de 1 TB por 259,90 euros (3,2 veces menos).

970-evo-plus-ssd-1-tb-samsung

Así, vemos que Apple sigue cobrando un precio excesivo por los SSD que incorpora en sus iMac, a pesar de que el precio de estas unidades se haya desplomado en 2018 y lo que llevamos de 2019. El precio de estos SSD fue puesto cuando éstos eran más caros, pero Apple ha decidido seguir cobrándolos a precio de oro.

Apple baja el precio de los SSD de MacBook Air, MacBook Pro y Mac Mini

Curiosamente, en otros segmentos Apple si ha hecho modificación de precios a la baja. En los SSD para los MacBook Air ahora cobra 100 euros menos por poner el de 1,5 TB, quedándose en 1.172 y 1.375 euros dependiendo del modelo. En el caso de los Mac Mini, Apple cobra ahora “solo” 1.680 euros extra (unos 200 euros menos) por un SSD de 2 TB, los cuales cuestan 3,5 veces más que un 970 EVO de Samsung de 2 TB.

En el caso de los MacBook Pro de 15 pulgadas, añadir un SSD de 4 TB cuesta ahora 3.600 euros, mientras que en el modelo más caro cuesta 3.660 euros más. Aquí Apple tiene que recurrir a un SSD para empresas con toda probabilidad si no quiere recurrir a los SATA, ya que no hay SSD NVMe de más de 2 TB para consumidores. También es posible que metan dos SSD de 2 TB (que cuestan unos 1.000 euros entre los dos si nos decantamos por el mismo 970 EVO de 2 TB).

En el caso del Mac Pro (sí, ese cuyo hardware no se actualiza desde 2013), la RAM ahora es más barata, costando “solo” 960 euros para añadir 64 GB extra, lo cual sigue siendo muy caro. Hasta para Apple era demasiado seguir cobrando esos precios excesivos por la RAM y los SSD, pero siguen distando muchísimo de su precio real de mercado.

Por último, el iMac Pro ahora puede tener hasta 256 GB de RAM a cambio de 5.200 euros extra. Apple puede tener excusa aquí, ya que comprar esa cantidad de memoria con ECC (con corrección de errores, imprescindible en servidores y en ordenadores profesionales), cuesta 3.000 dólares; la mitad de lo que Apple cobra por ella.

En definitiva, a Apple no le tiembla la mano a la hora de subir precios; sobre todo como han hecho con los recién anunciados AirPods inalámbricos, con chip H1, carga rápida inalámbrica y Siri por 229 euros. Eso implica 50 euros más que el modelo anterior, que ya de por sí era muy caro.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 68 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12549985
Hoy Hoy 412
Ayer Ayer 606
Esta semana Esta semana 1018
Este mes Este mes 12659
Total de Visitas Total de Visitas 12549985

Día con más
visitantes

11-02-2019 : 3266

Gracias por su visita