Lunes, Septiembre 23, 2019

Imágenes RAW: Qué son y qué ventajas tienen frente a las JPG

Formato-RAW.png

Como ya sabréis, hay diferentes tipos de archivos de imágenes, cada uno con unas características distintas que los hacen mejores o peores dependiendo de la función que vayan a tener. Pues bien, hoy os vamos a hablar de la diferencia entra las imágenes JPG y las RAW. Resumiendo, se puede decir que esta últimas ofrecen mucha más calidad, pero queremos adentrarnos mucho más en los motivos.

Para empezar, hay que explicar, de un modo bastante simple, cómo funciona la toma de imágenes en las cámaras digitales. Así, resumiendo mucho, se puede decir que estas cámaras utilizan sensores fotosensibles que crean una carga eléctrica cuando les llega la luz. Cuanto más intensa es la luz, más fuerte es la carga creada. La cámara registra la tensión en cada punto de la foto y, utilizando su procesador, se identifica cuál es el valor de carga de luz que debe asignar. En un sensor de 15 megapíxeles, este proceso se repite 15 millones de veces por cada de fotos.

Como es natural, los sensores modernos detectan variaciones sutiles en los niveles de luz. De hecho, se pueden diferenciar más de 16.000 niveles de intensidad de la luz y miles de millones de colores. Obviamente, esto es una cantidad impresionante de información para una fotografía.

El-formato-RAW-permite-sacar-todo-el-potencial-de-la-imagen.jpg

Diferencias entra RAW y JPG

Pues bien, sabiendo toda la información que se puede guardar de una sola imagen, hay que decir que, cuando disparamos con una cámara en formato JPG, la cámara se deshace del 90% de toda la información, quedándose con lo interesante para que la imagen quede lo más cercana posible a cómo la ven nuestros ojos. En cambio, el formato RAW guarda toda la información capturada, con las posibilidades que ello ofrece. De esta manera, una fotografía en formato RAW puede pesar 25 MB, y una foto en formato JPG unos 4 MB.

Si lo que queremos es guardar las fotos como recuerdos de grandes viajes, la diferencia entre un formato y otro es mínima. Pero si nos dedicamos a la edición y queremos sacar todo el jugo a la imagen que hemos tomado, el formato RAW nos abre un mundo de posibilidades increíbles, ya que podremos jugar con la luz y los colores que ha recogido la cámara en ese instante y podremos obtener fotografías realmente espectaculares. Como ejemplo se puede decir que el formato RAW permite realizar un balance de blancos de la imagen a posteriori.

La desventaja de este formato es que no se puede abrir en cualquier aplicación. Es necesario trabajar con una app como Adobe Lightroom para sacarle el máximo jugo a cada imagen. Por ese motivo, el formato RAW no está hecho para todo el mundo, pero es sin lugar a dudas de mucha más calidad.

 

Fuente: softzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 46 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12500724
Hoy Hoy 78
Ayer Ayer 767
Esta semana Esta semana 78
Este mes Este mes 17261
Total de Visitas Total de Visitas 12500724

Día con más
visitantes

07-09-2019 : 3140

Gracias por su visita