Viernes, Agosto 23, 2019

No tires tu viejo portátil, sácale partido con estos usos

usos-viejo-portatil.jpg

El portátil suele ser uno de los tipos de ordenadores que más fácilmente pueden quedarse obsoletos ya que muchas personas lo compran de manera auxiliar sin invertir mucho dinero debido al uso secundario o de apoyo a uno de sobremesa que le van a dar. Cuando su rendimiento se resiente o simplemente hemos decidido comprar uno nuevo, llega la pregunta sobre qué hacer con la “jubilación” del viejo portátil. Si has pensado en tirarlo o guardarlo en una caja en el trastero, te damos algunas ideas para que todavía le saques un buen provecho.

Pantalla auxiliar

Una de las formas más útiles de utilizar un portátil que no pueda dar mucho más de sí es reconvertirlo a pantalla secundaria para nuestro ordenador dentro del mismo entorno de trabajo. Si no contamos con un equipo que acepte entrada de vídeo podemos echar mano de aplicaciones como ZoneScreen, que permitirá instalar el servidor en nuestro PC de sobremesa y el cliente de la aplicación en nuestro portátil, de ese modo podemos extender la pantalla.

Si por el contrario conectamos mediante adaptador VGA o DVI podemos acceder directamente a las opciones de configurar la pantalla secundaria cuando Windows detecte al propio portátil con lo que nos ofrecerá otro escenario para trabajar o ejecutar aplicaciones de manera simultánea.

Punto Wi-Fi

Muchos usuarios se encuentran con la problemática de que el router Wi-Fi que tienen instalado en casa no ofrece una cobertura total en todos los puntos de la vivienda. Paredes, habitaciones alejadas y materiales que deterioran la calidad de la señal inalámbrica pueden evitar que disfrutemos con el móvil u otro dispositivo en plenitud de la conexión a Internet que tenemos contratada.

En estos casos ese viejo portátil también puede utilizarse como punto de acceso Wi-Fi gracias a aplicaciones como Virtual Router que nos ayudarán a configurar el equipo como repetidor para extender el alcance de la señal.

Centro multimedia para tu televisión

Convertir un viejo ordenador en un centro de reproducción multimedia es bastante útil en el caso de los portátiles para utilizarlo en una televisión secundaria que tengamos ubicada en un dormitorio, despacho o cocina. Nuestro surtido de vídeos, imágenes y aplicaciones podrán ofrecernos horas de entretenimiento sin tener que depender de otros gadgets y además debido a las características de tamaño de los portátiles, podemos ocultarlo fácilmente tras una televisión de pantalla plana.

Una “minicadena” y otros usos curiosos para tu hogar

Siempre podemos sacarle partido a nuestro viejo portátil de maneras que tal vez no habíamos pensado, como hacer las veces de marco digital para fotografías, utilizarlo como reproductor de música (en formato CD o digital) bien de manera independiente o bien conectado a un sistema de sonido de nuestro hogar, o incluso instalar aplicaciones para usarlo como afinador de instrumentos de música o amplificador para los eléctricos.

Explota los recursos de tu portátil

Tampoco hay que destacar algunos usos fuera de lo común que puede ofrecernos nuestro ordenador. Uno de ellos puede ser usar la capacidad de procesamiento dedicada a la minería de bitcoins que aunque ya no es tan fructífera como años atrás todavía podemos sacarle un buen partido.

Si eres un apasionado de la exploración espacial puedes participar con tu viejo portátil en el proyecto SETI que se encarga de utilizar los recursos de tu ordenador para la búsqueda de vida extraterrestre. Tras instalar el software podremos analizar señales de frecuencia registradas por telescopios de forma que se estudien los patrones por si se repite indicando algún tipo de mensaje o señal.

Aprovecha las partes útiles

Si el ordenador tiene un desperfecto en la pantalla o teclado y ha quedado inutilizable, puede que todavía puedas sacarle provecho a alguna de sus partes internas como al disco duro, que una vez desmontado nos puede hacer las veces de unidad externa de almacenamiento para quitar lastre a nuestro equipo de sobremesa.

Si la placa sigue “viva” y el desperfecto es simplemente a nivel externo,  si sois un poco manitas podéis instalar sus entrañas en bloque en una torre pequeña de ordenador para usarlo a modo de mini PC, o bien aprovechar algunas piezas como el lector óptico para. Hay que tener en cuenta que la arquitectura de portátiles y sobremesa es distinta y elementos como el procesador son incompatibles con placas base de equipos de sobremesa.

Antes de tirarlo a la basura…

Por último, no conviene olvidar que aunque nuestro viejo portátil esté roto siempre podemos intentar venderlo y sacar un buen dinero por sus piezas, ya que siempre será mejor que tenerlo pillando polvo en el trastero. Por algunos elementos puede que saquemos algo debido a la escasez de metales raros y materiales usados en la fabricación de dispositivos electrónicos que pueden reutilizarse a partir de la chatarra de nuestro portátil. En cualquier caso, si al final decidimos deshacernos de él no hay que olvidar llevarlo a un punto limpio para proceder con un correcto tratamiento de este tipo de residuos.

Quizá te interese…

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 181 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12476884
Hoy Hoy 60
Ayer Ayer 843
Esta semana Esta semana 3125
Este mes Este mes 16288
Total de Visitas Total de Visitas 12476884

Día con más
visitantes

05-11-2019 : 8055

Gracias por su visita