Sábado, Febrero 23, 2019

Pagar con el móvil en España ¿es posible?

pago_movil.jpg

Hace tiempo que el teléfono móvil dejó de utilizarse únicamente para comunicarnos ya sea mediante llamadas de voz o a través de mensajería. La era de los smartphones ha traído consigo numerosos avances que hacen aún más fácil la vida de las personas. Entre los nuevos usos que se le pueden dar al móvil, cada vez resulta más popular usar la tecnología NFC para pagar en algún comercio, restaurante o establecimiento de cualquier tipo.

Con el auge de sistemas como el NFC (presente en multitud de dispositivos móviles) o el reciente Apple Pay que se espera que llegue a los productos de Cupertino por estas latitudes a lo largo de este año, los fabricantes saben que el pago con el móvil es un tren que no pueden perder. Y es que la tecnología contactless pisa fuerte y además supone una clara comodidad para los usuarios.

Dónde se puede pagar con el móvil

España es uno de los países donde más han crecido el pago y las transacciones “sin contacto”. Según datos de MasterCard, uno de los principales proveedores mundiales de productos financieros como tarjetas bancarias y datafonos, más de 600.000 puntos de venta en nuestro país ofrecen ya esta solución como forma de pago. Supermercados, restaurantes, transporte, cada vez son más las opciones disponibles a nuestro alrededor. Este crecimiento ha supuesto multiplicar por 12 el número de operaciones contactless realizadas en 2013 en nuestro país. La tendencia se repite a nivel mundial donde a finales de 2014 ya existían 3 millones de establecimientos en todo el mundo que han sido adaptados a esta tecnología, casi un 56% más que en el ejercicio anterior.

Pagar con el móvil no es algo nuevo, la operadora Vodafone ya inició hace un par de años la campaña de Vodafone Wallet para popularizar esta opción de pago mediante la tecnología NFC (Near Field Communications), que está presente en muchos móviles y que permite pagar a través de una pasarela de pago bancaria en un punto de venta simplemente con acercar el teléfono al terminal de venta.

Las entidades bancarias son las principales artífices de este negocio y obviamente son las que se han dado más prisa en desarrollar y adaptar aplicaciones para permitir usar nuestro móvil como “monedero”. Las alianzas entre entidades bancarias y operadoras, como el proyecto conjunto iniciado entre el Banco Santander y Orange, o las posibilidades que ofrecen servicios como BBVA Wallet, o CaixaMóvil Store, hacen posible elegir desde qué tarjeta o cuenta bancaria queremos pagar el servicio o producto adquirido.

Y cada vez son más las compañías que quieren formar parte de la tecnología del pago mediante móvil o tarjetas contactless, y un buen ejemplo es el desarrollo de Google Wallet por parte de la empresa de Mountain View. En otros ámbitos, la cadena valenciana de supermercados Mercadona, llevó a cabo a finales del año pasado un proyecto propio para instalar 16.000 terminales de cobro adaptados al pago mediante NFC.

¿Qué se necesita para pagar con el móvil?

Para pagar con el móvil mediante NFC lo primero es contar con un terminal que esté adaptado a esta tecnología. Android lleva un tiempo ofreciendo ya esta opción en dispositivos como el Samsung Galaxy S5, y Apple ha querido introducir su propio sistema contactless con el iPhone 6 al desarrollar Apple Pay, una tecnología que debuta en Estados Unidos en primer lugar. Pero tanto Windows Phone como BlackBerry también han optado desde hace algún tiempo por esta solución en sus terminales.

A partir de ese momento, el chip NFC de nuestro móvil permitirá comunicarse con el punto de venta gracias a aplicaciones que podremos descargar de las tiendas de aplicaciones. Como hemos comentado, tanto los bancos como las operadoras que ofrecen este método de pago, ponen a nuestra disposición una serie de apps gratuitas para ello.  Es posible que en algunos terminales tengamos que adaptar también el sistema operativo o el firmware para poder hacer uso de esta modalidad de pago, y en el caso de querer usar como medio de pago una tarjeta bancaria en cuestión, deberemos contactar con nuestra entidad bancaria para conocer si existe alguna limitación a la hora de “incluirla” en nuestro móvil para pagar.

Las ventajas de pagar con el móvil

Olvidarte de cargar con monedas en la cartera o en los bolsillos es ya una realidad. El 73% de los españoles opina que el teléfono móvil es una opción muy cómoda para pagar. Las nuevas tecnologías, permiten integrar la documentación y simplificar los trámites ahorrándonos la dependencia de tener que echar mano siempre de dinero en efectivo y agilizar a su vez el proceso de pago.

Seguridad para pagar con el móvil

La seguridad también es un elemento a tener en cuenta. Con tecnologías más novedosas presentes en el smartphone, se busca ofrecer garantías al usuario para que no tengamos miedo de usar estas vías. Los sensores de reconocimiento de nuestra huella dactilar para usar el teléfono son uno de los ejemplos de componentes de un smartphone diseñados pensando en la seguridad y privacidad y que son claramente compatibles con la tecnología de pago contactless.

 

Fuente: adslzone

 

Compártelo. ¡Gracias!

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 314 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

12338145
Hoy Hoy 138
Ayer Ayer 626
Esta semana Esta semana 3178
Este mes Este mes 13537
Total de Visitas Total de Visitas 12338145

Día con más
visitantes

11-03-2018 : 1530

Gracias por su visita