Sábado, Septiembre 23, 2017

La industria de contenidos española rema a dos manos, pero le hace aguas su ‘barco antipirata’ de Internet

La industria de contenidos española rema a dos manos, pero le hace aguas su ‘barco antipirata’ de InternetPresiona a Moncloa para que imponga cortes a los usuarios de las descargas, intenta negociar con las telecos y negocia con el proyecto de macroweb comercial. Quiere que la Setsi le haga el ‘trabajo sucio’ y comience la caza de brujas a 200 webs de descargas. El ‘efecto Spotify’ y el auge de los contenidos digitales le obligan a buscar proyectos comerciales más competitivos ante el P2P y el streaming. Ana Zarzuela / Capital News.

29-10-2009 - Esperan, pero no lo harán mucho más. La industria tiene prisa, ahora que ya hay una Comisión Interministerial española que regula los contenidos de internet y que Moncloa le pisa los pasos a la Ley Hadopi y el nuevo modelo británico y acelera para tener antes del 31 de diciembre sobre la mesa su nuevo ‘mapa antipirata’. La Coalición de Creadores juega a todas las manos: el puño de la presión política se vuelca en las espaldas de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones. Le han puesto ya sobre la mesa un listado de 200 webs de descargas españolas que quieren que el Estado persiga, aunque saben que en los tribunales los antecedentes no los respaldan. Las aguas de la regulación nacional no les dejan espacio para nada más que cortarle el oxígeno a los cuatro millones de españoles que -calculan- se nutren del uso ‘pirata’ de la red. La mano de la competencia comercial trata de hacerse sitio, para las multinacionales, en el mercado de los contenidos digitales. Ven cómo las naves del streaming y del P2P se llenan del respaldo del mercado; miran ya de reojo las sugerencias de Reding -sociedad digital y un mercado europeo-. Intentarán seguir el ‘modeo inglés’: rebajar en un 70% la ‘piratería’, dejar en manos del regulador tanto el sistema de avisos como los recortes tecnológicos; dar un año de margen antes de comenzar los cortes definitivos y potenciar webs de contenidos de pago que cuenten con el aval de la industria y el impulso de las operadoras. Aunque la Coalición asegura que pueden tener su macroweb preparada en el primer trimestre de 2010, no lo harán sin el respaldo de Industria, intentan hacer de la necesidad virtud, generar su propia competencia, aprovechar el streaming y el P2P y neutralizar a las descargas ‘ilegales’ con las mismas armas que ahora repudian. No renuncian a retomar el diálogo con las operadoras de telefonía, aunque sólo lo harán si Moncloa vuelve a mediar y Redtel mantiene la misma postura que ha sostenido desde abril. Los creadores y las asociaciones de derechos de la propiedad intelectual miran de reojo a las avanzadillas en la red de las telecos, ahora que Telefónica ha situado a Pixbox, su tienda online de música y cine, como líder en el sector de las descargas musicales en Internet en Europa con 30 millones de descargas, en asociación con compañías como Emi Music, Universal Music, Sony Music o Warner Music.

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos -que agrupa a asociaciones como SGAE o Promusicae- renunciaba en junio oficialmente a la penalización al usuario de descargas protegidas y se abrazaban sólo a la amenaza con pisarles los talones a los proveedores, para empezar a una ‘lista negra’ de 200 webs a las que acusan del 80% de las descargas españolas. Pero ahora que la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) le ha vuelto a recomendar a Zapatero el modelo francés contra el intercambio de ficheros P2P, los creadores y la industria española de contenidos no renuncian a probar suerte, por si acaso.

Le han puesto la diana a su ‘objetico antipirata’, apellidos y facturas. Consideran "parásitos de Internet" a los propietarios de páginas web con enlaces P2P. Y según un estudio realizado por CoPeerRight Agency por encargo de la Coalición de Creadores, cada una de estas 200 páginas webs ilegales puede ganar al año como media 1,5 millones de euros, por la vía de la publicidad y de los registros. Y, a pesar de que los expertos en contenidos digitales ponen en duda sus cifras- les atribuyen pérdidas millonarias y 25.000 puestos de trabajo en el sector musical en los últimos cinco años. Por eso, los autores quieren que Industria les haga el ‘trabajo sucio’; la Coalición de Creadores ya le ha puesto sobre la mesa una lista de 200 webs de descargas para que este ministerio actúe de oficio "inmediatamente" y traslade a la Fiscalía General del Estado la actividad de estos portales.

No es la primera vez, ya lo intentó sin éxito por sus propios medios, pero como la propia Coalición reconoce, “para un juez no sería lo mismo si es la SETSI (la Secretaría de Estado de Comunicación) la que envía la documentación a la Fiscalía”, aunque no sean nada más que dos o tres páginas web las que sirvan de ‘escarmiento’. Nada que, por ahora el Ministerio esté dispuesto a hacer. Ha estrenado los debates de la Comisión Interministerial - Cultura, Industria, Interior y Justicia- que debe regular las descargas mejorar la acción judicial en vía civil y penal como principal medio para la lucha contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual antes del próximo 31 de diciembre.con las lanzas listas para cambios regulatorios, pero todas las miradas puestas en Bruselas. Sarkozy ya no está solo con la Ley Hadopi, ahora que Gordon Brown acaba de inaugurar una nueva vía británica y que podrán ejecutar cortes a los usuarios si reinciden en descargas penalizadas.
Moncloa le ‘leyó la cartilla’ a González-Sinde y, además de apartarla de todos los escenarios de internet, le dejaba claro que tendría que conformarse con las leyes que ya existen en España. Nada de los "ajustes" en la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información o en la Ley de Enjuiciamiento. Menos aún las sanciones sin juez que trataba de colar en la Ley General Audiovisual, en los predios de la CMT o en el perímetro del nuevo Consejo Estatal de Medios Audiovisuales. Pero las urgencias de Barack Obama pueden más. Londres y la UE han resucitado un fantasma que el mercado y el Consejo galo habían convertido ya en cadáver a los pies de Sarkozy: la propuesta, como poco, de cortes directos a instancia administrativa a los usuarios que reincidan en descargas ‘ilegales’. Además, el retorno de las zancadas de la Comisaria Europea Vivianne Reding con el ‘paquete telecom’ en ristre le destapa a Moncloa el horizonte de nuevas gateras legales y sobre todo, nuevos aliados en la UE con los que subirse otra vez al ‘barco antipirata’. Zapatero ya no se conformará, como hasta ahora, con ser un segundón, lo más silente posible en el coro de la Unión y esperar a que Bruselas defina la brújula común, quiere ser el ‘embajador’ europeo de la guerra al P2P a partir de 2010.

UNA MACROWEB PROPIA

¿Quién está en línea?

Hay 48 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11703454
Hoy Hoy 317
Ayer Ayer 766
Esta semana Esta semana 3308
Este mes Este mes 17523
Total de Visitas Total de Visitas 11703454

Día con más
visitantes

08-29-2017 : 1153

Gracias por su visita