Martes, Noviembre 21, 2017

Así predicen los huracanes y tormentas los superordenadores de la NASA

satelite.jpg

Hace una década, nos quejábamos de que las predicciones de El Tiempo no daban ni una. Eran muy imprecisas y generalistas. Durante los últimos años, y gracias a la proliferación de webs de predicción meteorológica, podemos saber el tiempo que va a hacer hora por hora. No es solo que hayan cambiado los medios para transmitir la información, sino que los sistemas y algoritmos de predicción han ido mejorando, y cada vez somos capaces de predecir con mayor exactitud el tiempo.

Aún queda lejos la predicción exacta de estos modelos, ya que el poder de computación de los ordenadores actuales está limitado, y los modelos de predicción tienen que ser limitados para poder ofrecer una predicción en un espacio temporal adecuado. Ni siquiera los superordenadores de la NASA son capaces de analizar todos los datos que querrían.

Más potencia, más precisión

A pesar de ello, estos superordenadores de la NASA han tenido un cambio abismal entre 2005 y 2015. Los modelos de predicción se basan en dividir La Tierra en pequeños “cubos”, y se estudia qué pasa en cada porción. La mejora de la potencia de predicción viene dada en que esos cubos se hagan cada vez más pequeños, lo cual aumenta la precisión del modelo, al igual que ocurre con los píxeles en las fotografías. Cuantos más píxeles, mayor resolución tendrá la imagen y menos información se perderá. En los últimos 10 años, el tamaño de los cubos se ha reducido de 50 kilómetros a 13.

katrina-2005-2015.jpg

En esta simulación del Katrina, se puede ver la diferencia de precisión de aplicar la tecnología actual frente a la de 2005. De hecho, el modelo de 2005 no predijo correctamente la presión atmosférica, equivocándose en más de 50 milibares (955 de la predicción frente a los 902 reales)

El aumento de la potencia ha permitido a los ordenadores hacer modelos muy precisos, que permiten salvar la vida de miles de personas. Los científicos pueden además hacer pequeñas variaciones, para ver las posibles trayectorias que puede tomar un huracán, y las posibles variaciones de intensidad.

Captura-2016-05-26-01.jpg

Gracias a un sistema de la NASA llamado Global Precipitation Measurement (un medidor de la cantidad de precipitación), los meteorólogos pueden saber la cantidad de agua que está cayendo en un momento determinado, y unir esos datos al modelo de predicción. Estos datos están disponibles en webs como Alarma de Lluvia, que cuenta con aplicación para móviles.

 

Fuente: NASATechCrunch | adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 16 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11761139
Hoy Hoy 366
Ayer Ayer 886
Esta semana Esta semana 1252
Este mes Este mes 20444
Total de Visitas Total de Visitas 11761139

Día con más
visitantes

11-01-2017 : 1395

Gracias por su visita