Jueves, Agosto 24, 2017

Así se queda Telefónica tras más de 15 años con César Alierta al frente

alierta-1.jpg

Ha sido la noticia que ha sacudido al sector esta mañana. El Presidente de Telefónica, César Alierta, cede el testigo al hasta ahora Consejero Delegado de la compañía, José María Álvarez-Pallete tras más de 15 años dirigiendo el timón de la compañía ¿Qué ha ocurrido en estos más de tres lustros bajo su mandato?

En una empresa con 90 años de historia como es Telefónica, que pasó de ser pública a privada, decir que los últimos 15 han sido los más relevantes de su historia es mucho, y en gran medida ha sido posible gracias a las decisiones tomadas por César Alierta que sustituía a Juan Vilallonga al frente de la compañía al dar la bienvenida al nuevo siglo XXI, en el año 2000. Ahora, en el momento en el que se anuncia su retirada y la toma de mando de José María Álvarez-Pallete, no está de más echar un vistazo al camino recorrido por la compañía en estos años.

¿Cómo era el mercado de la telefonía móvil en el año 2000?

Poniéndonos en situación, el punto de partida cuando tomaba las riendas de la compañía presentaba un mercado donde el Nokia 3310 era el móvil más vendido y deseado, aún no se hablaba de los datos ni las descargas. Es el año en el que Movistar cumplía 5 años y estaba a punto de jubilar a MoviLine, al ser la marca con el que Telefónica estrenaba tanto su GPRS – el 2,5G sobre el que se hizo un primer intento de Internet en el móvil con los portales WAP como e-Moción de Telefónica -, como recibía su licencia UMTS o 3G.

evolucion_movistar.jpg

Los más veteranos recordarán que por aquél entonces los contrincantes de Telefónica no se llamaban Vodafone u Orange, todavía. Eran Airtel (que cambiaría su nombre en 2001 por el del operador británico) y Amena (quien no se llamó Orange España hasta 2006) además de dar la bienvenida entonces a una jovencísima Yoigo.

lineas-moviles.jpg

Había ya cerca de 24 millones de líneas móviles en nuestro país, una cifra que se ha duplicado en estos más de quince años hasta los más de 50 millones que hay actualmente. Nos pasábamos el día pensando en la hora a la que había que llamar, ya que las tarifas eran diferentes por la mañana, tarde o noche, además de contar con números frecuentes a los que poder llamar por unos 15 céntimos el minuto, con el recién estrenado euro y en el mejor de los casos, y enviar SMS al módico precio de unos 30 céntimos el mensaje (y ni hablar de conversaciones interminables como las de WhatsApp). Pocos años después llegarían los MMS, mensajes multimedia que nos hacían pagar casi el doble por enviar fotografías de penosa calidad.

¿Cómo de grande se ha hecho Telefónica en los últimos 15 años?

Es en esta época en la que tomaba Alierta el mando de la operadora incumbente en España, tras pasar por Tabacalera donde culminó la privatización de la compañía. Es entonces cuando tomaba la primera decisión, la de clarificar la estructura del negocio orientándolo hacia la integración de servicios y a los negocios clave del sector. De esta manera, todos los productos y servicios se aunarían progresivamente bajo la enseña Movistar, una transformación que llegaría hasta 2010 cuando la marca Telefónica se reservó sólo para el papel institucional de la empresa, y que un año después estrenaría el “Distrito C”, la nueva sede de la compañía, dejando la histórica de la Gran Vía madrileña como su “flagship”, es decir, su tienda emblemática.

telefonica_noticia_normal.jpg

Durante los años de mandato de César Alierta, la operadora ha acometido la mayor expansión internacional de su historia que comenzaban por el desembarco de la compañía en latinoamérica con la compra de BellSouth y la operación Verónica, en la que se adquiría Telefónica de Argentina, Telefónica de PErú, Telesp y Tele Sudeste en Brasil. Además hay que sumar la creación de Vivo en Brasil junto a Portugal Telecom, y la adquisición de las primeras operadoras en Europa como Cesky Telecom y el primer paso en China con la compra del 5% de China Netcom. Es también en los primeros cinco años del nuevo siglo cuando aparece imagenio, una de las enseñas que luego va a marcar la revolución con la llegada de los contenidos de televisión a la operadora a partir del año 2010.

Si seguimos adelante, en la segunda mitad de la primera década del siglo XXI, Telefónica se hace con los activos de O2 en Reino Unido, Alemania e Irlanda, compra el 51% de Colombia Telecom, crea una alianza industrial con Telecom Italia, adquiere su segundo operador en Brasil, Telemig y refuerza su estrategia con China Unicom.

1gys_0.jpg

Cambio de rumbo en las compras

Fue ya a partir del año 2012 cuando, fruto de la burbuja tecnológica y la crisis financiera mundial, la compañía frenó este impulso y revisó la cartera de activos, con la intención de desinvertir en mercados que ya no eran relevantes para los objetivos a medio plazo. De este modo se deshacía del 4,56% de China Unicom, vendía su participación en Telecom Italia y más recientemente de su negocio en Reino Unido con la venta de O2 UK y Telefónica Irlanda además de su negocio en la República Checa junto al 40% de los activos en Centroamérica. Por otra parte, en 2012 también se deshacía de su negocio de call centers, Atento.

telefonica-2.jpg

Sin embargo, Alierta cambiaba de rumbo pero no de estrategia ya que se creaba T.Digital y TGR en 2011, se hacía con OMV y marcas incipientes como Hansenet en Alemania, Jajah en Israel y una de las más sonadas, Tuenti en España. Toma el control de Vivo y adquiría GVT en Brasil además de que en los últimos años hace sus operaciones más importantes donde destacan la adquisición de E-Pus en Alemania y, sobre todo, Canal + en España lo que ha convertido a la operadora en el proveedor de servicios de telecomunicaciones y contenidos más importante, actualmente, en España.

Las polémicas de Alierta

Se le pueden achacar muchas cosas a César Alierta, pero no la de pasar inadvertido. Durante estos 15 años no sólo ha estado al frente de la operadora incumbente en España sino también, ha tomado la voz cantante entre los operadores cuando había algo en el mercado que no le gustaba.

Es por ello que durante este tiempo no se pueden olvidar algunos de los puntos que ha defendido como representante de Telefónica como pueden ser la necesidad de una regulación europea que favorezca más las operaciones de fusión entre los agentes del mercado teleco – citando siempre a la situación que hay en EE.UU. por ejemplo – o bien su constante referencia a Google, Facebook, WhatsApp y, recientemente, Netflix, a los que acusa de estar aprovechándose de las redes de los operadores, sin aportar nada para su desarrollo y, además, con una legislación mucho más laxa para sus operaciones frente a la que sufren las operadoras.

Con el cambio de presidente, por otra parte, no esperamos que el discurso de Telefónica, aunque sea con la voz de Álvarez-Pallete vaya a dar un giro drástico, por lo que podemos esperar que estas polémicas sigan en el candelero.

CESAR-ALIERTA-facebook.jpg

Los descalabros de Alierta

Y como no, durante todo este tiempo, no han faltado las polémicas en las que el hasta ahora presidente de Telefónica fue cogido en un “renuncio”. Casos sonados fueron los de la presencia de Iñaki Urdangarín en la compañía cuando explotó todo el caso de la trama de corrupción por la que está siendo ahora mismo juzgado o el fichaje de Rodrigo Rato, justo antes de que se destapara todo el caso de las “Tarjetas Black” de Bankia y Alierta en persona tuviera que “invitarle a marcharse”.

En un plano más cercano al usuario, durante este tiempo no podemos dejar de acordarnos de casos como el de “Joyn“, el triste intento de las operadoras españolas por frenar a WhatsApp cuando veían que se les escapaba el negocio de los SMS, algo a lo que llegaron tarde, o la compra de Tuenti que se barajó unos años antes de hacerse efectiva pero se descartó, lo que provocaría que tiempo después la operadora tuviera que gastarse 70 millones de euros en adquirirla cuando el precio inicial apenas llegaba a las dos cifras.

Así es la Telefónica que Alierta le deja a Álvarez-Pallete

En este momento, Telefónica cuenta con una fuerte diversificación de sus ingresos, en concreto, el 13% de sus clientes están fuera de España, lo que supone que el 24% de los ingresos los genera fuera de nuestras fronteras y un 47% del OIBDA.

diversificacion.jpg

Es la sexta operadora a nivel mundial por número de accesos – es decir, líneas móviles, fijas, etc -, con más de 341 millones sólo superada por América Móvil, China Telecom, China Unicom, Vodafone y China Mobile.

accesos-totales.jpg

Es el primer operador europeo por inversión en I+D, con más de 1000 millones anuales destinados a este fin y el tercero en todo el mundo, superado sólo por NTT Docomo en Japón y AT&T en EE.UU.

id.jpg

Y aunque es en un plano más técnico, pero que le gustará a los que disfrutan con el juego de la bolsa, es el primer operador por rentabilidad al accionista del mundo, con un 120% de retorno desde 1999 a 2015, justo en los años de mandato de César Alierta.

dividendo-telefonica-vs-el-mundo.jpg

A modo de conclusión, y de cara al futuro, Telefónica pese al cambio de “capitán” al mando del barco anuncia que espera acelerar su crecimiento y la monetización de los datos, mostrando así, frente al comienzo del mandato de Alierta cuando lo que se pensaba era en el precio del minuto, la pelota de partido ahora es el precio del “mega”, sobre todo cuando despegue definitivamente el Big Data y el Internet Of Things (IoT) con la llegada del 5G en 2020, los primeros retos para el nuevo presidente, José María Álvarez-Pallete.

 

Fuente: adslzone

Compártelo. ¡Gracias!

 

Grupo Digital de Ayuda! Tu portal de informacion e ayuda.

¿Quién está en línea?

Hay 69 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11680095
Hoy Hoy 428
Ayer Ayer 816
Esta semana Esta semana 2688
Este mes Este mes 17556
Total de Visitas Total de Visitas 11680095

Día con más
visitantes

07-13-2017 : 1012

Gracias por su visita