Domingo, Noviembre 19, 2017

¿Se planteará el Gobierno aumentar impuestos sobre Internet y las llamadas telefónicas?

Anuncio

La crisis está sirviendo al Gobierno de España como justificación para aplicar drásticas medidas económicas. Un gobierno también de corte conservador como el húngaro se plantea alternativas recaudatorias como aplicar una tasa a las llamadas telefónicas y por usar Internet. ¿Se seguirá este modelo en nuestro país?

Los gobiernos siguen ingeniando polémicas medidas para intentar paliar las consecuencias de la crisis económica. Una de las más llamativas que hemos conocido en los últimos días viene desde Hungría y tiene que ver con el ámbito de las telecomunicaciones. El Gobierno de Viktor Orbán estudia aplicar un nuevo impuesto sobre las llamadas telefónicas y el uso de Internet dentro del marco de su plan de ajustes de 2.000 millones de euros para 2013 con el objetivo de reducir el déficit presupuestario.

Aunque no se ha detallado cómo aplicaría este aumento en los impuestos a estos servicios, las posibilidades apuntan a una subida de los impuestos indirectos en las facturas telefónicas y de banda ancha. Las conexiones a Internet en el país magiar, tal y como vimos en su momento, cuentan con unos precios sensiblemente inferiores a la mayoría de las ofertas en España y, además, tienen unas velocidades superiores al estar más extendidas las redes de fibra óptica. Eso sí, no podemos obviar que el salario medio en Hungría está por debajo del español, como muestran las diferencias del PIB per cápita entre ambos países.

¿Una subida del IVA?

La noticia se conoce en el marco de recortes (o "reajustes", tal y como prefiere denominarlas el Gobierno de Mariano Rajoy) a nivel presupuestario que han encendido a parte de los españoles. Aunque el Partido Popular aseguró que no optaría por la subida de impuestos como solución a la crisis, el camino tomado dista mucho de este discurso. De hecho, ha sonado con fuerza la subida del IVA en algún punto porcentual, algo que, por otro lado, no incluyó en su programa electoral. Las facturas de Internet y llamadas telefónicas se gravan en la actualidad al 18%, un porcentaje que podría verse aumentado en caso de cumplirse dichos pronósticos y encarecer así unos precios que están entre los más altos de Europa.

Por tanto, en este clima de políticas emprendidas por el Gobierno no es descartable una subida impositiva en el ámbito de las telecomunicaciones. A pesar de ser una medida que podría afectar al desarrollo de Internet en nuestro país, los intereses económicos para intentar tapar los agujeros en las maltrechas arcas del Estado parecen primar sobre otros, tal y como se ha visto con los recortes en partidas que declaró intocables antes de las últimas Elecciones como Sanidad y Educación.

 

Fuente: adslzone

¿Quién está en línea?

Hay 61 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11759609
Hoy Hoy 663
Ayer Ayer 1088
Esta semana Esta semana 6605
Este mes Este mes 18914
Total de Visitas Total de Visitas 11759609

Día con más
visitantes

11-01-2017 : 1395

Gracias por su visita